Make your own free website on Tripod.com
Iglesia Presbiteriana "El Divino Redentor"
Historia del Presbiterianismo
Página Principal
Nuestros Datos
Departamentos y Ministerios
Actividades
Consejería
Temas y Estudios
Correo Electrónico
Enlaces
Album Fotográfico
Cultura General
Pensamientos y Reflexiones

 
Historia del Presbiterianismo.

Las raíces del presbiterianismo pueden seguirse hasta remitir a la teología de Juan Calvino (1509-1564), el líder de la Reforma protestante en Ginebra. Calvino quería establecer una Iglesia gobernada por el principio del Nuevo Testamento que habla del ejercicio del anciano. Pero, a la postre, Calvino y los primeros teólogos reformadores no insistieron en que el presbiterianismo fuera la única forma de gobierno eclesiástico avalada por la Biblia. Esto ha permitido algunas variaciones dentro de la forma de gobierno eclesiástico calvinista y ha propiciado la tolerancia hacia políticas diferentes de otras confesiones. Por ejemplo, muchas iglesias congregacionalistas y baptistas se consideran calvinistas en el plano teológico pero no son presbiterianas.


Desde sus inicios, la tradición reformada fue la más internacional de todas las ramas del protestantismo. Se extendió con rapidez desde Ginebra hacia Francia, Alemania y Holanda, y desde allí hasta Europa del Este, las islas Británicas y Norteamérica. Cuando los calvinistas organizaron iglesias presbiterianas en la Europa continental las denominaron reformadas; en las islas Británicas y en Norteamérica se llamaron presbiterianas.


Hasta el siglo XIX, las mayores fuerzas del presbiterianismo estaban en Gran Bretaña, Holanda y América del Norte; pero con la rápida expansión de la actividad misionera a partir de 1800 se establecieron iglesias presbiterianas o reformadas en todos los continentes. Hoy, los miembros anglófonos de la Iglesia presbiteriana reformada representan una minoría y existen importantes congregaciones en Asia, África, Latinoamérica y otras regiones del planeta.

 Juan Calvino (1509-1564), teólogo, reformador religioso y humanista francés. Su teología (denominada de forma genérica calvinismo) le convirtió en el principal exponente de las doctrinas cristianas al amparo de las cuales surgieron buen número de las Iglesias reformadas protestantes.